Los pediatras advierten de que la diabetes está aumentando entre los menores de 15 años.