El Gobierno de España empieza a estar más consciente del problema de la obesidad.