Obesidad y alzhéimer prematuro están ligados.