Los mitos de la diabetes aumentan sus riesgos