Si quiere dar a luz un niño sano, evite la obesidad.