¿Por qué nuestros abuelos tenían menos riesgo de estar obesos?