Los jóvenes con obesidad son más propensos a desarrollar esclerosis múltiple